Resultados de la Encuesta realizada por el Dr Farsalinos

La Comunidad del Arillo
20 abril, 2014
Adolescentes y cigarrillos electrónicos
5 mayo, 2014

Resultados de la Encuesta realizada por el Dr Farsalinos

Según un estudio realizado sobre más de 19.000 usuarios, sustituir el tabaco por los cigarrillos electrónicos comporta importantes beneficios para la salud.Según se desprende del estudio hecho público hoy en el International Journal of Environmental Research and Public Health (Diario Internacional de la Investigación Medioambiental y de la Salud Pública), los usuarios de cigarrillos electrónicos experimentan muchas mejoras en su salud. El alcance del estudio ha sido a nivel mundial, con un cuestionario disponible en 10 idiomas diferentes, buscando evaluar la experiencia, los patrones de uso, efectos secundarios, y los beneficios observados por los usuarios de los cigarrillos electrónicos.

En total, 19.441 personas han sido los vapeadores que han participado en el estudio. De todos ellos, más del 80% sustituyeron completamente el tabaco por los cigarrillos electrónicos, mientras que el resto redujeron su consumo diario de tabaco de 20 cigarrillos a solo 4. La principal conclusión del estudio ha sido que los vapeadores usan los cigarrillos electrónicos con el fin de reducir, o sustituir completamente el hábito de fumar por razones de salud. Se iniciaron las pruebas consumiendo líquidos con alto contenido en nicotina; más de 1 de cada 5 sujetos lo hicieron con concentraciones superiores a 20mg/ml. Los cigarrillos electrónicos se mostraron efectivos sustitutos del tabaco, incluso para aquellos con alta dependencia al tabaco, y la mayoría de los usuarios vapearon usando dispositivos de 2ª y 3ª generación. Más de la mitad reportaron efectos secundarios; la mayoría leves y temporales, siendo los más comunes la sequedad de boca y de garganta. Cabe destacar que se observaron importantes beneficios de las funciones fisiológicas (como mejoras respiratorias y de las funciones olfativa y gustativa), así como mejoras en las condiciones de enfermedades existentes previas al estudio (principalmente enfermedades respiratorias, hipertensión arterial e hipercolesterolemia).

“Esta es, con diferencia, la mayor encuesta realizada sobre usuarios de cigarrillos electrónicos hasta la fecha”, declaró el principal investigador y autor del manuscrito, el Dr. Konstantinos Farsalilnos del Centro de Cirujía Cardíaca Onassis en Atenas. También señaló que “Aunque el estudio evaluó solamente la experiencia de personas que ya eran vapeadores, es importante examinar cómo estos usuarios utilizan los cigarrillos electrónicos, para que podamos instruir a los fumadores en el uso adecuado de los dispositivos, y así conseguir que cambien el tabaco por los cigarrillos electrónicos.”

El estudio también ha revelado que los beneficios para la salud son mayores en aquellos que han sustituido completamente el hábito de fumar, que en aquellos que vapean y todavía fuman. “Este es un hallazgo esperado”, dijo el Dr. Farsalinos. “Los cigarrillos electrónicos no tienen propiedades terapéuticas, pero su uso, en lugar del tabaco supondrá, sin lugar a dudas, mejoras sustanciales para la salud. Esto es lo que se desprende de toda la investigación realizada, hasta ahora, en el perfil de seguridad de los cigarrillos electrónicos. Sin embargo, habrá que esperar los resultados de los estudios de seguimiento a largo plazo, para definir el impacto global en la salud de los cigarrillos electrónicos.”

Una muy pequeña minoría (0,4%) declararon no ser fumadores en el momento de iniciarse en el vapeo. Éstos consumieron menos líquido y utilizaron niveles de concentración de nicotina menores; más de la mitad de ellos usaron líquidos sin nicotina. “Esta es una ínfima minoría de vapeadores, en consonancia con otros estudios que demuestran una mínima adopción por parte de los no fumadores”, dijo el Dr. Farsalinos. “Hay que subrayar que ninguno de ellos se convirtió en fumador tras iniciarse en el vapeo, lo que desacredita la teoría que defiende que el vapeo es una puerta de entrada al consumo del tabaco”, agregó.

El estudio está disponible al completo en este enlace aquí también lo podéis descargar en pdf en la sección de Documentos de nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos utilizando cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirme, si acepta nuestras cookies de seguimiento. También puede rechazar el seguimiento, por lo que puede seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.