Carta de 70 medicos especialista a la Ministra francesa de Asuntos Sociales

Un informe encargado por el Ministerio de Salud Pública Ingles
11 julio, 2014
Mira quién legisla
28 diciembre, 2014

Carta de 70 medicos especialista a la Ministra francesa de Asuntos Sociales

¿ Aplicamos el Principio de Precaución al cigarrillo electrónico?El tabacólogo Philippe Presles y el Dr. Jean-Michel Klein lanzan un llamamiento a la ministra de Asuntos Sociales Marisol Touraine para denunciar que la confusión entre tabaco y cigarrillos electrónicos “paraliza los fumadores.”El principio de precaución fue reformulado en la Declaración de Río de 1992 para pasar sin demora a la acción para salvar la tierra:” En caso de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no debe utilizarse como pretexto para postergar la adopción de medidas eficaces para impedir la degradación del medio ambiente”.

Nosotros afirmamos que el principio de precaución debe aplicarse ya, desde 2014 al cigarrillo electrónico, debido a que el desastre ambiental del calentamiento global no ha igualado al desastre humanitario de las decenas de millones de muertes prematuras causadas cada año el mundo por el tabaco.

Pero desde nuestra primera declaración de apoyo al cigarrillo electrónico (del 10 de octubre al 15 de noviembre de 2013) nos encontramos con dos conclusiones contradictorias, que ilustran tanto las ventajas de nuestro enfoque como su fracaso:

– Las ventas de tabaco jamás habían caído tanto como en 2013, un 8%. Y todos coinciden en atribuir este éxito a los cigarrillos electrónicos. Como mínimo, estamos hablando de 500.000 fumadores menos en Francia gracias al e-cig, lo cual es considerable (Estudio Etincel, OFDT, 2014).

– Los mensajes de advertencia contra los peligros del cigarrillo electrónico son constantes, sembrando la duda y el desánimo en una buena parte de los fumadores para dejar de serlo mediante el uso de estos dispositivos (Tan AS, Am J Prev Med 2014.)

El éxito del e-cig con los fumadores es muy sencillo de explicar, y es debido simplemente al pequeño cambio de comportamiento que ello les supone. Como médicos, sabemos muy bien que en materia de prevención, lo más difícil de conseguir son los cambios en el comportamiento. Esto no sólo es cierto para el tabaco, sino que también ocurre con la dieta, la actividad física, la adherencia al tratamiento, etc… Pero con el e-cig, no sólo ese nuevo comportamiento es muy fácil de adquirir, sino que además se ve inmediatamente reforzado por los beneficios que experimenta el nuevo vapeador: el vapor del cigarrillo electrónico está libre de alquitrán, de monóxido de carbono (CO) y de partículas finas, y se recupera rápidamente el olfato así como la calidad en la respiración y la forma física (y todo ello sin aumentar el riesgo de cáncer o ataque al corazón).

La falta de estudios es el principal argumento de quienes se oponen al libre uso del cigarrillo electrónico o buscan magnificar sus peligros potenciales. Aunque por primera vez las ventas de tabaco por fin disminuyen masivamente, aun se quejan de la falta de estudios sobre la seguridad y eficacia del e-cig. Este argumento nos incita a un planteamiento ético de mayor nivel. Si en Francia, aun a sabiendas de que más de 70.000 personas mueren cada año por fumar, ¿cuántos años serían necesarios para tener estudios que convenzan lo suficiente como para detener esta carnicería?. **

Está claro que ese cambio de comportamiento que sabemos que es tan difícil de conseguir en nuestros pacientes, es aún más difícil de conseguir en nosotros mismos y en las autoridades de la salud pública. Esto se llama resistencia al cambio, a la que todos los avances médicos se han tenido que enfrentar, haciéndonos perder cada vez, los beneficios de una década de discusiones(antibióticos úlceras pépticas, anticoagulante en post-infarto, el tratamiento de sustitución opiáceos, etc…).

¿Hay que dejar morir los fumadores de ahora para salvar a los fumadores jóvenes?. A este problema ético del principio de precaución se le añade otro: sin ningún estudio, sin ninguna evidencia, las autoridades quieren limitar el uso de los e-cigs, así como su publicidad, ya que influirían en los jóvenes “trivializando la acción de fumar “(Directiva de la UE 2014/40/EU). Sin embargo, no se puede excluir que en la actualidad lo que sucede es justo lo contrario, tal y como empiezan a mostrar estudios como “París sin tabaco” (OFT,2014: Entre 2013 y 2014 y entre estudiantes de 16 a 19 años, aumentó un 5% el número de vapeadores, pero con un descenso del 6% del número de fumadores,)

Esta actitud de mezclar tabaco con e-cig siembra dudas y frena a los fumadores:
“Si fumar y vapear parecen tener el mismo riesgo… entonces sigamos fumando “, es lo que solemos escuchar. Y la duda es de enormes proporciones. Regularmente nos enfrentamos a este problema con las vacunas, con resultados lamentables. Esta duda aun se mantienen en casos de mujeres embarazadas y pacientes con postinfarto: desconfíen del e-cig y dejen de fumar con los viejos métodos, aquellos que todos deploramos su mediocre eficiencia… Este es un tercer caso de cuestionamiento ético. ¿Es que la nicotina del e-cig sería más tóxica que aquella nicotina de las terapia tradicionales de reemplazo para personas de salud frágil o enfermos?. Una vez que uno se quita de encima alquitrán, CO y las partículas finas, la respuesta es, claramente, no.

La mejor manera de desnormalizar el tabaco es que los fumadores lo abandonen masivamente. También es la mejor manera de salvar millones de vidas en todo el mundo. Paremos ya de definir los planes de salud pública desde la hipótesis de que los fumadores y los adolescentes no son capaces de distinguir entre consumo de tabaco y cigarrillos electrónicos. Son capaces, y tienen el legítimo derecho a disponer de una información clara sobre la diferencia de peligrosidad que ambos representan. En este caso, las medidas que se están aplicando contra el cigarrillo electrónico son, de hecho, verdaderas campañas de desinformación. Y ese es un cuarto problema ético importante ya que la vida de millones de personas está en juego, y sin su conocimiento.

De ahí nuestra recomendación de hacer un llamamiento a los sabios del Comité Consultivo Nacional de Ética para que sometan a debate las cuestiones que aquí planteamos. Creemos que nuestro enfoque nos permitiría desarrollar una innovadora y ambiciosa política de salud pública que aceleraría el declive del tabaco.

** La misma cuestión se planteó con el Snus en Suecia en 1992, esos pequeños paquetes de tabaco de uso oral, que fueron prohibidos en Europa por falta de estudios. Hoy en día, hemos estudiado y sabemos que el uso de snus no aumenta el riesgo de cáncer de la boca o en los pulmones (Luo J. Lancet 2007 .. 369:2015-2020). Además, el número de fumadores en Suecia es 2 veces menor que en Francia (16% frente al 32% de la población adulta) y las muertes por cáncer de pulmón son dos veces menos frecuente (29 casos por cada 100.000 habitantes frente a 57 – OCDE, 2009). Sobre la base de estas cifras, si el principio de precaución que se aplicó al snus en Suecia, se hubiera aplicado aquí, ya se habrían salvado más de 500.000 vidas en Francia en estos últimos 20 años.


Adjunto lista firmantes… pero advierto que las especialidades que se cuelgan estos franceses son mu raras… acepto toda clase de capones, sobre las ramas médicas:


Liste de firmantes :

Adictología :
– Dr Philippe Arvers, Lyade Garibaldi, Lyon
– Dr Anne Borgne, Présidente du Respadd
– Dr Eve Gelsi, gastro-entérologie, CHRU de Nice
– Dr William Lowenstein, Président de SOS Addiction
– Dr Alain Morel, Fédération Addiction, psychiatre, Paris

Alergología :
– Dr Etienne Bidat, Hôpital Ambroise-Paré

Anestesia y Reanimación :
– Dr William Murphy, Hôpital Européen Georges Pompidou

Endocrino :
– Dr Pierre Desvaux, urologie, sexologie, Hôpital Cochin

Biología :
– Dr Carole Emile, CHI Le Raincy-Montfermeil

Oncologia :
– Dr Thierry Dorval, Institut Curie
– Dr Marc Espié, sénologie, Hôpital Saint-Louis

Cardiologia :
– Dr Alain Cornen, Réanimation cardiaque, Hôpital privé Clairval
– Pr Martin Juneau, Institut Cardiologique de Montréal

Cirujía torácica y cardiaca :
– Pr Alain Pavie, Hôpital Pitié-Salpêtrière

Cirugía dental :
– Dr Paul Cattanéo, Paris
– Dr Jean-Philippe Roset, Strasbourg

Cirugía digestiva y oncología :
– Pr Yves Panis, Hôpital Beaujon

Cirugía maxilo- facial :
– Pr Pierre Bouletreau, Centre hospitalier Lyon-Sud

Cirrugía ortopédica :
– Pr Philippe Hardy, Hôpital Amboise-Paré

Cirugía plática, reconstructiva y estética, cirugía de la mano
– Pr Christian Dumontier, CHRU de Nice

Cirugía torácica y vascular :
– Pr Emmanuel Martinod, Hôpital Avicenne

Cirugía vascular y endocrina :
– Pr Jean-Pierre Becquemin, Hôpital Henri-Mondor

Dermatología :
– Dr Philippe Evenou, Paris

Endocrinología y enfermedades metabólicas :
– Dr Saïd Bekka, diabétologie, CH de Chartes
– Dr Arnaud Cocaul, nutrition, Hôpital Pitié-Salpêtrière

Ginecolgía :
– Dr Joëlle Bensimhon, Hôpital Cochin
– Dr David Elia, Genesis, Paris
– Dr Michèle Lachowsky, psychosomatique, Paris

Hepatología y gastroenterología :
– Dr Charles Hagège, Paris
– Pr Patrick Marcellin, hépatologie, Hôpital Beaujon

Médecina general :
– Dr Michel Brack, Paris
– Dr Luc Buhannic, Laboratoire Doliage, Surennes
– Dr Antoine Chollier, Boulogne-Billancourt
– Dr Didier Jourdan, Vieillevigne
– Dr Nathalie Szapiro-Manoukian, Trévoux-Tréguignec

Médecine física y readaptativa :
– Dr Marie-Sandrine Yann-Batard, UGECAM Clémenceau, Strasbourg

Medicina deportiva :
– Dr Roland Krzentowsky, rééducation et réadaptation fonctionnelle, Paris

Neurología :
– Pr Hugues Chabriat, Hôpital de Lariboisière
– Pr Jean-Louis Mas, Hôpital Sainte-Anne
– Dr Caroline Papeix, Hôpital Pitié-Salpêtrière
– Dr Didier Rougemont, Paris

Oftalmología :
– Dr Salomon-Yves Cohen, Hôpital de Lariboisière
– Dr Sandrine Galleri, Istres
– Dr Jean-Paul Lumbroso, Chirurgie réfractive, Paris
– Pr Eric Souïed, Centre hospitalier intercommunal de Créteil
– Dr Xavier Subirana, Paris
– Dr Ronan Tanguy, Lyon

ORL :
– Dr Michel Hanau, chirurgie cervico-faciale, cancérologie, Groupe Santé Victor Pauchet, Amiens
– Dr Jean-Michel Klein, Président du syndicat national des ORL
– Dr Patrick Sachot, chirurgie cervico-faciale, Pezenas
– Dr Robert Vincent, Chirurgie cervico-faciale, cophochirurgie, Clinique du Dr Jean Causse, Colombiers

Farmacología :
– Dr Jean-Michel Mrozovski, Président du CVAO (Comité pour la valorisation de l’acte officinal) Meudon.
– Dr Stéphane Robinet, Président “Pharm’addict”

Neumología :
– Dr Alain Livartowski, cancérologie, Institut Curie
– Dr Gérard Mathern, tabacologie, Saint-Chamond
– Pr Charles-Hugo Marquette, cancérologie, soins intensifs respiratoires, CHRU de Nice
– Dr Hervé Pegliasco, cancérologie, allergologie, Hôpital européen de Marseille
– Dr Jean-Baptiste Stern, Institut Mutualiste Montsouris

Psiquiatría :
– Dr Paul Bensussan, expert agréé à la cours de cassation, Versailles
– Serge Hefez, psychiatre des hôpitaux, service de psychiatrie de l’enfant et de l’adolescent, hôpital de la Pitié Salpêtrière
– Dr Yann Hodé, Centre hospitalier de Rouffach
– Dr Pascal Josse, CSAPA et CHU de Nancy
– Pr Christophe Lançon, addictologie, Hôpitaux-Sud Marseille

Reumatología :
– Pr Maxime Breban, Hôpital Ambroise-Paré
Salud pública :
– Dr Edouard Bidou, Paris
– Pr Jean-François Etter, Institut de médecine sociale et préventive de Genève
– Pr Antoine Flahault, Université Paris Descartes

Sexología :
– Dr Pascal de Sutter, Université de Louvain

Tabacología :
– Dr Gilbert Lagrue, pionnier de la tabacologie à Henri-Mondor
– Dr Béatrice Le Maître, CHU de Caen
– Dr Jacques Le Houezec, Rennes
– Dr Philippe Presles, Ethique de santé, Economiste, Institut Moncey

Urgencias traumatología :
– Dr Françoise Benhamou, Hôpital Ambroise-Paré

Urología :
– Pr Olivier Traxer, Hôpital Tenon

Noticia original en francés, traducida por nuestro compañero Ta Gueno

http://www.lexpress.fr/actualite/ethique-appliquons-le-principe-de-precaution-a-la-e-cigarette_1550726.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos utilizando cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirme, si acepta nuestras cookies de seguimiento. También puede rechazar el seguimiento, por lo que puede seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.